miércoles, 6 de marzo de 2013

OVODONACIÓN (III): Posibles complicaciones en un tratamiento de fertilidad

A la hora de acudir a una clínica de fertilidad sospecho que nos hablan de las posibilidades de éxito o del precio, o de otras muchas cosas, pero también supongo que en la mayoría de los casos no nos informa o lo hacen tímidamente sobre las posibles complicaciones en un tratamiento.

Damos por hecho que es algo que se hace todos los días, que es algo "normal" y que las cosas "malas" solo les pasan a otros... ¿será cierto?
Se calcula que entre un 1 y un 2% de los niños nacidos lo han sido por un tratamiento de reproducción asistida, no se si esta estadística es cierta o no, pero tengo una amiga que me comenta que en su trabajo hablan abiertamente de este tipo de cosas y que la mayoría de las embarazadas que han ido pasando por allí lo han sido gracias a la ciencia.

Se habla mucho sobre las estadísticas de éxito de los tratamientos y sin embargo suele dársele muy poca importancia a las posibles consecuencias en la madre o en ese futuro hijo a corto o largo plazo.
Por ejemplo algo importante es que vamos todas como locas a por ese positivo, ese ansiado positivo que convertimos en el fin único de nuestras vidas, y por ello no nos importa ponernos dos o tres embriones sin valorar que un embarazo múltiple es un factor de riesgo, al contrario, tras años de tratamiento la mayoría vemos o ven tener dos bebés como el "premio gordo".

Una de las mayores complicaciones en un tratamiento de fertilidad viene dada por la hiperestimulación ovárica, en el caso de ovodonación la sufre nuestra donante y por ello algunas clínicas (por ejemplo la mía) intentan evitar que esto se produzca minimizando la medicación y por tanto produciéndose menos ovocitos en nuestras donantes, y sin embargo para las donantes hay otros dos factores importantes de riesgo ante el tratamiento y son las hemorragias intraabdominales que se dan tras la punción y la torsión ovárica que se da por el gran tamaño de los ovarios y la incorporación a la vida de la donante de forma inmediata tras la punción.

Y sin embargo para los especialistas el parto múltiple y lo que implica (aumento de las cesáreas, incremento del número de prematuros, secuelas de esa prematuridad...) es una de las cosas que más preocupa a los espertos, llegando en algunas clínicas a poner por defecto dos embriones para evitar precisamente ese aumento año por año de los partos múltiples y sus consecuencias, aunque también se está empezando a practicar la trasferencia electiva de un único embrión para garantizar el éxito, aunque evidentemente sale caro y creo que no debo recordar que esto de la reproducción asistida se paga caro, muy caro.

Independientemente de que sea embarazo múltiple o no, es decir aunque haya un único feto se asocia la reproducción asistida con mayores probabilidades de bajo peso al nacer, prematuridad, y posibles alteraciones congénitas. Todo esto va asociado al tratamiento de fertilidad y a otras variables por ejemplo a reproducción asistida suelen acudir mujeres de mayor edad, o con alteraciones previas...


¿Son entonces seguras las técnicas de Reproducción Asistida? ¿Hay realmente pocas probabilidades de complicaciones? ¿Os han informado de esas complicaciones reales?
En realidad debemos ser conscientes de que un procedimiento de ovo tiene riesgos tanto para la receptora como para la propia donante y por ello se hace necesario el Consentimiento Firmado que tenemos que rellenar antes de someternos al tratamiento.
Ya he comentado que el mayor riesgo es la estimulación ovárica y la aspiración folicular (donde se usan anestésicos que en principio utilizados en mujeres jóvenes y sanas no deberían causar ningún riesgo)  a la que se somete nuestra donante, aproximadamente en un 1% de los casos puede darse hiperestimulación ovárica.

Hace tiempo cuando andaba yo en estos menesteres de mi tratamiento leí que había probabilidades de cáncer debido a todos los estimulantes de fertilidad, sobretodo cáncer de ovarios o de mama. Pero sobre este tema creo que no hay un acuerdo común entres los espertos sobre si es real o no. En cualquier caso tenemos que ser conscientes de que cuando nos sometemos a un tratamiento donde volvemos loco a nuestro cuerpo con hormonas estamos espuestos a muchas cosas.
Algo que también causa reticencias a la hora de donar es sobre si pueden existir o no posibles problemas de fertilidad en la receptora, esto en principio se supone que no es un riesgo real puesto que las donantes son mujeres sanas y jóvenes que en principio tienen una buena reserva ovárica.
Otro posible riesgo en la donante sería toda la carga psicológica que requiere el proceso, pero para ello son sometidas a una evaluación antes del tratamiento sobretodo para saber y tener claro que ven el óvulo como una célula y no como una futura descendencia.
Aún así, me planteo una duda... ¿cuantas mujeres habrá que han donado y luego se han arrepentido?...

En cambio para la receptora los riesgos son menores y vienen condicionados por el uso de progesterona y estrógenos durante un tiempo prolongado, en mi caso todo fue tan rápido que fue poco el tiempo que tomé medicación y además he de añadir que llevo tomando dicha medicación toda la vida para tener reglas y proteger mis huesos de futuras osteoporosis.
Como he dicho anteriormente los embarazos múltiples y las posibles complicaciones del embarazo son también posibles riesgos para la receptora, aún así la peor parte se la lleva la donante.

En el caso de la ovo y sus riesgos aplicados a una futura descendencia el mayor riesgo sería la llamada consanguineidad inadvertida osease que nuestro hijo pueda casarse con un medio hermano/a, para ello se han establecido un mínimo de donaciones por parte de los donantes, pero lamentablemente no existe un registro común que garantice que un donante lo haga más veces de las "recomendadas"

Existen algunos estudios que concluyen que los niños nacidos por tratamientos de fertilidad no tienen alteraciones psicológicas o físicas diferentes o con mayor incidencia que el resto de niños nacidos de forma "natural". Y por tanto podemos concluir (o mejor concluye quienes saben de esto) que los niños nacidos por ovo no tienen ninguna particularidad diferente y evolucionan de forma normal y adecuada.

Y por último creo que hay que recordar que muchas mujeres antes de someterse a un tratamiento o durante el mismo pueden padecer depresión o ansiedad, o bien ante la noticia de que no podrán ser madres o durante lo largo y tedioso que es el tratamiento y a esto no hay que olvidar el hecho de que tus óvulos no sirvan. Hay muchos artículos

En mi caso particular tuve un embarazo gemelar, para las clínicas un embarazo múltiple se considera un fallo del tratamiento por las posibles consecuencias de ese embarazo. Mi embarazo fué estupendo, también jugaba a mi favor mi edad y buen estado de salud en aquel momento. Repollete sufrió un CIR (Crecimiento Intrauterino Retardado) lo cual provocó que fueran prematuros y nacieran a las 38 semanas.
Pero mis hijos nacieron sanos y fuertes.... en aquel momento puse tres embriones como hacen muchas mujeres para garantizar un embarazo, a día de hoy creo que es más positivo que se hagan estudios sobre esos embriones para intentar garantizar que el que se implante sea el mejor, esto se empieza a hacer en algunas clínicas como he dicho anteriormente y es más costoso, pero creo que a la larga merece la pena.

Creo que aparte de las posibles consecuencias en cuanto a salud juega un papel importante la salud psicológica en todo este proceso, se juega mucho con la desesperación de las parejas y la mayoría de ellas no encuentran el apoyo psicológico que sería justo y lógico.
Para las mujeres que se someten a ovo es fácil dudar de quien será la donante, si rechazarán a ese hijo y sobretodo si le contarán o no su origen a ese niño, dar las estrategias psicológicas a esas mujeres para que se enfrenten a ese tipo de dudas debería ser obligatorio por parte de las clínicas.

FRASE DE HOY: La memoria del corazón elimina los malos recuerdos y magnifica los buenos, y gracias a ese artificio, logramos sobrellevar el pasado

15 comentarios:

  1. Pues efectivamente, en las clínicas no tienen costumbre de avisar de los problemas que puedan surgir durante el tratamiento o durante un posible embarazo.
    En la primera clínica que estuve, sufrí hiperestimulación, y después de los dolores, la hinchazón, el tener que suspender la transfer, etc, me dijeron que eso solía pasar. Hasta que leí lo que supone una hiperestimulación y los riesgos que pueden conllevar.
    Lo que sí que he echado en falta en todas las clínicas, ha sido el apoyo psicológico. Tampoco lo he pedido, pero ninguna me lo ha ofrecido, aunque sea una charla tras los negativos, nada.
    Muy buena entrada, como siempre.
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi nunca me hablaron de apoyo psicológico, imagino que fué porque mi ginecóloga me vió en todo momento con una actitud positiva, un día le pregunté sobre el tema y me dijeron que tenían un colega externo que atendía en caso de necesidad, pero que como me habían visto asumirlo con naturalidad no me lo habían mencionado.
      Creo que sería interesante dar apoyo en caso de negativos porque la mayoría de las veces son la causa de angustias y depresión que se podrían evitar. unb esote

      Eliminar
  2. En mi caso, afortunadamente, no sufrí hiperestimulación, ni otros factores, es más, ni efectos secundarios de la medicación, pero sé que otras chicas lo han pasado mal y peor y, como dices, hay veces que ni te cuentan esas posibles consecuencias y tan siquiera los posible efectos secundarios de los pinchazos. Como siempre, tus entradas son muy interesantes! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi no me hablaron de mis efectos secundarios, aunque me avisaron del tema de la hiperestimulación por parte de mi donante y de la forma que tenían de evitarla. Del tema medicación no me hablaron porque sabían que yo llevaba tomando hormonas toda la vida... un besote

      Eliminar
  3. Una entrada excelente, bravo!!! que poco se habla de todas estas cuestiones y de que manera las omiten en muchas clínicas. No se trata de asustar al personal, pero creo que se debería tener más conciencia y más información de como funcionan las cosas.
    Te puedo contar mi caso. 2º intento de Icsi en clínica de prestigio de mi ciudad, día de la punción (nervios que te mueres), anestésia, despierto en la habitación con un dolor en la zona del ovario derecho impresionante. Llega el doctor, ecografía, no aprecia nada, yo vomitando cada dos por tres y con la tensión cada vez más baja, me dormía, mi marido descompuesto y el médico que como no había visto nada en la eco, nos da el alta. Mi marido se cuadra y dice que de alli no nos movemos, que así no me lleva a casa, se hacen las 9 de la noche desde las 4 de la tarde que llevabamos alli.
    Finalmente como no soy capaz ni de incorporarme, me chutan un gotero con una vía que casi me destroza el brazo y salimos para urgencias de un hospital en ambulancia (numerito total). Yo tengo menos dolor en la zona del ovario pero me cuesta respirar y el dolor torácico que tengo ni te cuento.
    Me hacen en urgencias una resonancia, a todo ésto mis niveles de leucocitos (cuando consiguen sacarme sangre) son muy bajos, me chutan transfusión sanguínea "cagando leches". En la resonancia ven claramente que durante la punción el gine se llevó parte de la corteza de mi ovario derecho y desde la punción hasta que llegué al hospital había estado sangrando y alojándose esa sangre en el peritoneo. Llega mi gine al hospital, con cara de circunstancias, a las 12 de la noche me volvían a meter en quirófano para poder limpiarme esa sangre acumulada y darme un punto en mi ovario. Resultado:14 grapas, 3 semanas de baja y una anemia de órdago. Desgraciadamente lo que me pasó a mi ocurre en dos casos de cada cien. Es la letra pequeña de todos los papeles que firmamos, pero el riesgo está ahí.
    No quiero traumatizar a nadie, pero si concienciar que las medicaciones no son caramelos y que además por pequeña que sea es una intervención quirúrgica. Preguntemos todas nuestras dudas, salgamos de las consultas con las ideas claras y seguros de lo que vamos a hacer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me has dejado algo traumatizada Anónimo... pero creo que tu experiencia va a servir a otras muchas chicas para que vayan con las ideas claras, porque algunas se piensan que esto de los tratamientos es ir y besar el santo....
      Gracias por dejar tu comentario.

      Eliminar
  4. Hola guapa!! Vengo a dejarte un regalito! http://trestrillistigres.blogspot.com.es/2013/03/de-ser-agradecidos.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Cintia, ahora mismo me paso por tu blog...

      Eliminar
  5. Esas son muchas de las cosas que me planteo cuando pienso en donar o no donar... Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esque sinceramente pasar por todo lo que hay que pasar para donar y encima hacerlo a cambio de nada (porque la compensación es ridícula) es de valientes y hay que pensárselo.
      La ginecóloga de mi clínica me dijo que la mayoría de las donantes solían ser familiares o amigas de chicas que a su vez habían sido receptoras.... un besote

      Eliminar
  6. Me ha encantado esta entrada! Yo pertenezco a ese 1% de mujeres que fué hiperestimulada, me sacaron la friolera de 16 ovocitos y me costó unos dolores horribles, hinchazón espectacular del abdomen y un ingreso hospitalario, afortunadamente todo se me olvidó cuando me confirmaron el positivo, pero reconozco que rocé la depresión antes de comenzar el tratamiento de fertilidad, creo que un poco más de apoyo psicológico a las parejas que no consiguen ser padres sería primordial.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabes cuando leo casos como el tuyo pienso en una pobre donante pasando por una hiperestimulación para producir ovocitos que encima no son para ella y entonces me doy cuenta de la labor de generosidad que implica.
      Y tal y como dices no se donde está ese apoyo psicológico, pero se hace cada vez más necesario...
      Un abrazo...

      Eliminar
    2. Yo tb tuve una hiper severa en Tambre. 3 hospitales, 1 semana en la uni con pulmones encharcados(sacaron 3 litros),abdomen...ovarios gigantes con quistes sangrantes d hasta 5 centímetros,riesgo de torsión ovarica,derrame cerebral y encharcamiento de corazón...muyyyyy grave,mes y medio de ingreso.volver a caminar desde cero en casa, y una depresión ansiosa que me obliga a abortar a mis dos corazones a los 3 meses de embarazo. Un aňo de baja laboral y me incorporo con 5 antidepresivos diarios.gracias a DIOS hoy lo cuento y espero q vayáis donde vayáis no dejen de haceros las pruebas pertinentes que a mi no me hicieron. Jamás olvidaré el quirófano donde mediomuerta fui a abortar. Intenté ir a juicio,pero el doctor caballero peregrino tiene muy buenos abogados...ojo!!! Y suerte a todas.nunca dejaré de llorar

      Eliminar
    3. No me puedo creer todo lo q te paso! Y fue por una hiperestimulacion? Ha debido ser djrisimo, no quiero ni imaginarmelo, yo siempre pensé q durante el tratamiento el apoyo psicologoco debería ser obligatorio pero en tu caso...eres muy valiente!

      Eliminar
    4. Anónimo tu caso me ha parecido muy duro y me he quedado un tanto sorprendida.... creo que casos tan duros como el tuyo deberían ser conocidos por todas aquellas chicas que inocentemente se someten a un tratamiento sin valorar que tiene riesgos.
      Además deberíamos exigir porque pagamos un mejor trato, sobretodo un trato humano y apoyo psicológicio. Me pongo en tu lugar, pero jamás podré entender del todo tu dolor asique solo puedo enviarte un fuerte abrazo virtual y todo mi apoyo.

      Eliminar